La Alegría relaja la mente


Quién no quiere estar alegre?

Si preguntamos, pocas personas nos dirán que no desean estar alegres y felices. Todo el mundo queremos estar alegres y contentos.

Sin embargo, la alegría excesiva puede ser una emoción tan nociva, como lo puede ser cualquier otra emoción que se manifieste de forma permanente en el tiempo o que se produzca de forma excesiva.

El Acupuntor cuando aborda un tan complejo como este, debería de tener la mente totalmente abierta a todo los que pueda percivir. En Barcelona Acupuntura así sentimos la Acupuntura.

La Alegría, es la emoción perteneciente al Hígado y la Vesícula Biliar. A ella, se le asocia la energía de Humedad. Como la humedad, tiene el efecto de acumulación, la alegría también tiene estas características. La alegría es acumulativa, cuanto más mejor. La alegría, como la Humedad, utilizan el principio universal que utiliza la energía nuclear fuerte, los átomos se unen formando estructuras más grandes, tiene poder de atracción sin límite. En las constituciones Hipocráticas, sería la personalidad “Sanguínea”.

Cuando aparece de forma equilibrada, estamos contentos y alegres de una forma sana. Pero, cuando la persona busca este sentimiento permanentemente, la persona entra en un estado de desesperación. Ya sea porque no alcanza ese estado de alegría que desea o porque proyecta hacia el futuro un deseo que no se realiza jamás o no se puede cumplir o también porque en algún momento vivió una situación muy feliz en la cual se sintió muy alegre, pero que en la actualidad no llega a materializarse.

Toda esa ansiedad que produce el estado de búsqueda de alegría constante, crea una ansiedad y nerviosismo que afectan al estado energético del Hígado y la Vesícula Biliar. Provocan una relajación de la energía dentro del cuerpo humano. Pude parecer paradójico, pero esa ansiedad de búsqueda relaja el Ki (energía). Este estado de búsqueda y de falta de alegría extrema, los conduce a un estado de tristeza profunda. En otras personas, este estado de alegría permanente les provoca una furia interna irreprimible. No pueden, controlar la euforia de estar alegres y ella misma llega al extremo, transformándose en cólera y rabia.

Ambas emociones conviven juntas. Cuando una llega a su extremo, se convierte en la otra y viceversa. En un ciclo sin principio ni final.

Hay dos tipos de personas que tienden a padecer este tipo de patrón por ser determinada constitución. Tae Um y So Um, son más propensos que So Yang y Tae Yang.

Ha este tipo de personas, la psicosomática les produce laxitud de las articulaciones, debilidad de músculos y tendones. Puede asociarse, a enfermedades donde duelen todas las articulaciones o hay dolor en numerosos puntos del cuerpo, tipo fibromialgia. También son propensos a tener dolor de muñecas y tobillos, pueden luxarse con facilidad los tobillos y pies. Debido que la alegría relaja el Ki(energía), esta se bloquea y provoca un agente patológico que en Medicina Oriental se denomina Dan Um, son mucosidades que circulan por el interior de los canales, órganos y vísceras. Este Dan Um, puede provocar con facilidad locuras, vértigos y mareos. En la columna vertebral, duelen las vértebras dorsales bajas y los hipocondrios.

Para regular esta emoción es interesante, practicar Acupuntura, pero también la meditación y la toma de conciencia ayudan para estabilizar y retornar a la realidad.

#MenteyEmoción

24 vistas
  • Icono Social blogger
  • Facebook Social Icon

93 115 53 25 / 669 584 394

© 2019 por Saam Acupuntura. Reservados todos los derechos.

Aviso Legal.