Psicosomática del Miedo (Pereza)


Siguiendo con el anterior Post, la psicosomática en las personas es evidente si se es capaz de observar con plena atención. Muchas personas padecen de todo tipo de dolencias y en diferentes partes del cuerpo humano. Pues bien, cada una de las dolencias y su localización, están estrechamente relacionadas con la emoción que la desencadena y con su localización en el cuerpo.

En nuestros centros de Acupuntura en Barcelona tenemos encuenta todos estos procesos.

Si observamos las emociones básicas y el movimiento energético que provocan, podemos decir, que una emoción muy extendida hoy día y por siglos atrás, es el miedo. Esta emoción, hace descender la energía hacia abajo, ella se aprovecha de la fuerza de la gravedad. Cuando una persona siente miedo, su mente se bloquea y se paraliza, siente como como si un frio recorre todo su cuerpo, es tan pesada la energía en la parte baja que no puede caminar, su cara se torna pálida, en algunos casos los esfínteres se abren por no poder contener tanta energía en la zona abdominal baja, provocan fugas de orina y/o heces.

Este miedo, si se hace crónico, provocará un estado de pereza profunda. La pereza, indica que toda la energía de la persona está bloqueada en la parte inferior de su cuerpo, lumbar y miembros inferiores. Si este estado dura mucho tiempo, la persona puede entrar en una depresión profunda o estado de letargo. Pero en muchas ocasiones, es más leve y se puede convivir con él durante mucho tiempo. La persona busca sus mecanismos de defensa contra este estado de pereza.

El miedo es la emoción del riñón y la vejiga. Ellos, por estar situados en la parte más baja del cuerpo humano, se aprovechan de la fuerza de gravedad y la controlan. El riñón tiene una parte activa que impide de que proteínas y otras sustancias no se pierdan, pero cuando la persona siente miedo por mucho tiempo o de forma muy intensa, puede perder algunas de estas sustancias y la persona enfermar sin causa aparente.

El miedo, provoca una tensión excesiva en la zona lumbar. Personas que sienten miedo por pérdidas materiales, por dinero, por perdida del trabajo, por las dificultades de la vida, ellas pueden padecer por mucho tiempo lumbalgias y ciatalgias.

El miedo, hace que la persona comprima la zona lumbar, este si dura mucho tiempo, puede tensionar indirectamente la zona de la cervical. Así, he visto muchas personas que padecen además de fuerte tensión en la parte alta de la columna, esta se libera cuando trato el Riñón y la Vejiga, en sus meridianos correspondientes.

El Miedo, que refuerza la fuerza de gravedad, debilita la energía electromagnética en el organismo, esto hace que el metabolismo se ralentice dificultando la digestión, la respiración y el bombeo del corazón. Este último, por el exceso de cortisol segregado por el riñón, empieza a latir y aumentar de pulsaciones. El corazón está obligado a trabajar de forma forzada junto con el Intestino Delgado. Esto puede provocar en el caso del corazón palpitaciones y arritmias, y diarreas en el caso de Intestino Delgado e incomodidad frente a situaciones de stress. También por la situación del meridiano del Intestino Delgado, circula por toda la zona de omoplato y cervicales, puede provocar fuertes dolores de hombro, como si se rompiera, y también dolores de codo, como el típico codo de tenista.

Así y en resumen, las personas que padecen de lumbalgias y ciatalgias crónicas, deben de mirar su actitud frente a su vida. Deben observar si ciertamente sienten miedo hacia algún problema cercano, y mirar de trabajar este miedo, sino padecerán toda su vida de este tipo de dolor.

#MenteyEmoción

49 vistas
  • Icono Social blogger
  • Facebook Social Icon

93 115 53 25 / 669 584 394

© 1999-2020 por Saam Acupuntura. Reservados todos los derechos.

Aviso Legal.