La Tristeza, compasión Universal

February 11, 2016

La Compasión, es el aspecto más positivo de la emoción de la tristeza. Es el retorno hacia la empatía universal, hacia todo lo existencial. La purificación a través del dar sin recibir nada a cambio. El altruismo, la desintegración del ego. Todo en el universo está lleno de compasión, en la tierra se acumula el ego. Lo alto (Cielo) se comunica con lo bajo (Tierra) y al final es la misma cosa.

 

 

En Acupuntura Barcelona, enetendemos estos aspectos con el mismo sentido. El aspecto positivo y elevado, la Compasión, comparte con su opuesto, con el aspecto más negativo y terrenal, la tristeza. La compasión y la tristeza, son como la fusión de la energía y la materia.

 

La tristeza, ese sentimiento profundo, lleno de soledad, de incomprensión. Desintegra a la persona, al Ser. Las lágrimas, son su manifestación en cuanto a los líquidos corporales.

 

De las 4 Fuerzas universales propuestas por la ciencia, La fuerza de la gravedad, la fuerza electromagnética, la fuerza nuclear fuerte y la fuerza nuclear débil, la tristeza utiliza la Fuerza Nuclear Débil como Principio universal. Este principio es el que utiliza el hombre para generar energía en las centrales nucleares. El hombre utiliza el mismo principio que utiliza la tristeza para generar. La desintegración de la materia y la no materia. Los átomos se separan con facilidad. Difuminar, dividir, desintegrar, dispersar. Ellos son las acciones de la tristeza.

 

En el hombre, la tristeza es la emoción que afecta al Pulmón y al Intestino Grueso. Estos órganos, utilizan su energía para purificar el organismo, llenarlo de oxígeno y energía. Este oxigeno ayuda a nuestras defensas a desintegrar agentes infecciosos. Por eso, la tristeza merma las defensas, dificulta el trabajo a los glóbulos blancos y otras defensas. Una persona con tristeza profunda sus defensas serán débiles y posiblemente pueda tener muchas infecciones de repetición. Por estar implicados estar implicados estos órganos, pueden aparecer problemas en la piel y en los tejidos conjuntivos.

 

La tristeza dispersa la energía. Es una emoción tan necesaria para el hombre como lo puede ser otra, incluso podemos decir que es positiva en dosis pequeñas. Pero como el resto de emociones, cuando se hace excesiva o dura mucho tiempo, se vuelve emoción negativa. Ahoga y agota la energía, la capacidad pulmonar disminuye. La persona entra en un estado de letargo, depresión.

 

También, aparecen dos tipos de personas que reaccionan de diferente manera frente a la tristeza. Existe un tipo, que reacciona con un estado de pereza profunda, combinada con el miedo. Y existen otros, que se combina con la cólera, después de un estado de tristeza profundo y extremo, aparece una cólera irreprimible.

 

Como la tristeza, dispersa la energía física y mental. Para tratarla debemos reunir esta energía. Con acupuntura, tratamos el Hígado y la Vesícula Biliar, órganos que promueven la reunión de la energía y de la sangre en su interior.

 

Debemos de comer alimentos que contengan mucho líquidos y nos aporten grasas de muy buena calidad, desechando las grasas animales. Debemos de comer pescado azul, frutos secos, aceite de oliva, mucha fruta y verduras no demasiado cocinadas.

Sería bueno estar en contacto con la naturaleza viva, los árboles, la tierra, hacer trabajos con nuestras manos, ejercicio de cuello y pies, caminar por la playa. La reunión de la mente, también es necesaria, por eso es importante hacer ejercicios de meditación y concentración en algunos puntos energéticos importantes. La concentración en el Dan Tien (Centro energético situado a 4cm por debajo del ombligo), a través de la respiración, es muy beneficiosa. Porque aquí reunimos la energía enviada por la respiración y reunimos la atención hacia este centro energético que es el centro de acumulación de todo nuestro equilibrio y centro de reserva de toda la energía.

 

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive