¿Cuál es mi constitución?

Actualizado: may 13


Muchas veces, no nos damos cuenta de lo importante que es conocer cual es la constitución físico-energética personal. Para la gran mayoría de las personas es más importante el aspecto físico y la ropa que llevan, que conocer cual es su tipo energético, la ropa y el aspecto físico es la parta mas Yang(superficial) y la constitución físico-energética es la parte más Yin(profunda).

La primera solo tiene que ver con como se ve cada persona en el espejo y es solo un tema superficial, la segunda es la que nos interesa, puesto que nos da una información muy valiosa para poder mantenernos saludables, flexibles y vigorosos. Si solo atendemos a la parte superficial (la vestimenta), podemos enfermar rápidamente y perder mucha energía, ya que al no conocer cuales son nuestras verdaderas debilidades y fortalezas, podremos caer en el error de no potenciar nuestras virtudes y por el contrario debilitarnos por la repetición de nuestros errores y estaremos repitiendo acciones constantemente sin saber que son perjudiciales para nuestra salud. Si conocemos cual es nuestra constitución, tendremos la información básica para mantener la energía ordenada y por tanto nos mantendremos sanos si mantenemos estas acciones toda la vida.


En esta serie de artículos vamos a ver una serie de puntos importantes y nos haremos una serie de preguntas que a mi entender son importantísimas para mantenernos sanos y saludables como:

  • ¿Porqué es tan importante conocer cual es nuestra tipología?

  • ¿Cuál es la información que nos da este conocimiento?

  • ¿Cómo podemos utilizar esta información de forma práctica para beneficiarnos de ella?

  • ¿Cómo reconocer cuál es mi constitución físico-energética?

Bien, voy a intentar responder a todas estas preguntas e intentarlo hacer de forma didáctica y práctica para que la información sea útil para todo aquel que le interese mantener su salud, con otro punto de vista diferente al que conocemos aquí en occidente. Empecemos por el principio, y respondiendo a la pregunta de porque es tan importante conocer cual es la tipología personal, diré que esta tipología de entrada no cambia en toda la vida, nacemos con ella y es invariable en toda la vida (esto es un dato muy importante). Por lo tanto una vez determinada, podremos hacer nuestra estrategia de salud que nos servirá para toda la vida. En esta estrategia de salud, incluiremos los tres pilares fundamentales, el 1o será la alimentación, el 2o el ejercicio físico y el 3o lo emocional. Si mantenemos estos 3 pilares fuertes, también nos mantendremos fuertes y saludables frente a la adversidad.

De momento nos centraremos en el 1er pilar que es el que podemos cambiar más rápidamente de forma práctica, los otros dos conllevan algo mas de voluntad y esfuerzo.


Cuando conocemos cual es nuestra tipología, conoceremos que tipo de alimentos debemos comer y como debo cocinarlos. Por ejemplo, una persona de tipología SO UM (FRIO), ella siempre energéticamente hablando su metabolismo será lento y le influirá básicamente en su digestión que será dificultosa, así que, si esta persona abusa de alimentos crudos y fríos y comiendo mucha harina refinada de tipo trigo y abusando de la proteína animal (sobre todo carnes) ella poco a poco y sin darse cuenta ira enfermando ya que su cuerpo poco a poco ira acumulando humedad y frio, y no voy a entrar en describir síntomas que pueden tener este tipo de personas ya que son innumerables, pero lo más importante es entender que cada vez y a causa de sus hábitos de alimentación rutinaria y fría dentro de su cuerpo se acumula más frio y humedad, y este ira ahogando su energía y por tanto irán apareciendo todo tipo de patologías y dolores múltiples. Es muy importante darnos cuenta de que estas patologías no son observables para la mayoría de personas por su falta de conciencia en sus funciones orgánicas como ahora la digestión, o la circulación o simplemente su estado energético, pero puedo afirmar que al final se harán evidentes cuando el problema ya tenga difícil solución.

Así, que solo conociendo cual es mi tipología, ya podemos cambiar este aspecto de raíz y podremos prevenir muchas patologías y posibles complicaciones de ellas, solo con un pequeño gesto en nuestras rutina alimentaria, como es saber que tipo de alimentos debo comer y como cocinarlos.

Existen 4 tipos de Constituciones físico-energéticas y todos estamos dentro de una de ellas son como los 4 puntos cardinales, están los de tipo Frio(SO UM), los de tipo Calor(SO YANG), los de tipo Sequedad (TAE YANG) y los de tipo Humedad(TAE UM) y cada tipología debe comer de forma diferente, en cuanto a los 4 grandes grupos de alimentos y en cuanto como deben de cocinarlos.

En esta serie de artículos del blog explicaré como podemos reconocer nosotros mismos a que tipología pertenecemos, profundizaré un poco más en el tema de la explicación energética de cada tipo y veremos cuales son los 4 grandes grupos de alimentos a los que debemos prestar más atención.




78 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo